miércoles, 18 de octubre de 2017

Reseña de El fantasma de Canterville de Oscar Wilde

¡Hola mis lectores soñadores!

Hoy os traigo otra de mis reseñas,este es uno de los libros, creo que más conocido como el que os traje hace unas entradas. He visto algunas reseñas sobre este libro y algunas de ellas estaban de acuerdo con lo que yo pensaba sobre él y creo que todo el mundo una idea parecida sobre él, pero para mí ha sido de lo más especial.




Título: El fantasma de Canterville
Autor: Oscar Wilde
Número de páginas: 150
Editorial: Anaya
Género: Humor, terror
Saga/Biología/Trilogía: Autoconclusivo


Tal vez sea El fantasma de Canterville el cuento más conocido y celebrado de Oscar Wilde, como inolvidables son las cóleras de ese pobre fantasma anacrónico, que no solo no logra asustar a sus inquilinos, sino que acaba siendo juguete y victima de dos niños terribles. Inolvidable es también El crimen de lord Arthur Savile, esa pequeña obra maestra que cuenta la divertida historia de un buen lord, desesperado porque nunca le sale bien el crimen que quiere cometer cuando antes para librarse de un ominoso destino. La esfinge sin secreto y El modelo millonario cierran este volumen delicioso, donde campean el humor, la ironía y la elegancia de la prosa de Wilde.


La verdad es que había escuchado mucho sobre este libro durante toda mi vida, pero jamás me había parado a leerlo, intenté bajar las expectativas para leerlo, porque no quería llevarme una decepción... ¡pero nada de eso! El libro superó por mil mis expectativas, no las pude bajar por más que lo intenté, las llevaba muy altas, pero el libro las superó de manera increíble. Admito que lo que me llamó de este libro fue el autor y lo conocido que es, llegó a mis manos gracias a la biblioteca, no estaba buscando ningún libro cuando fui y él cayó en mis manos.

"Usted me puede abrir la puerta de la casa de la muerte, porque el amor está en usted, y el amor es más fuerte que la muerte." (El fantasma de Canterville)

Vale, antes de empezar a contar algo sobre este libro quiero contar que esta edición lleva más de un libro. Este libro constaba de El fantasma de Canterville, El crimen de lord Arthur Savile, La esfinge sin secreto, El modelo millonario y Apéndice: El secreto de Virginia. Lo cierto es que cada uno tuvo sus cosas que me encantaron. En El fantasma de Canterville empezamos con una familia mudándose a una nueva casa, la familia Otis está formada por Hiram B. Otis, su esposa Lucrecia, el hijo mayor Washington, la hermosa hija Virginia y dos traviesos gemelos. La familia se muda a la mansión Canterville sabiendo la existencia del fantasma del cual se burlan, él no logra asustarles por más que lo intente y podremos ver cómo se desarrollan las cosas entre los Otis y el fantasma. En El crimen de lord Arthur Savile todo empieza cuando un adivino le lee la mano a lord Arthur y a partir de las palabras que el hombre le dice... Arthur empieza a volverse casi loco por algo que él no quiere hacer. En La esfinge sin secreto nos encontramos con un hombre enamorado de una mujer de la que le habla a un amigo, la verdad es que este es el cuento que menos me gustó porque no lo acabé de entender. En El modelo millonario nos podemos encontrar a un hombre rico que visita a un amigo pintor y se encuentra con un vagabundo haciéndole de modelo... lo cual será lo más interesante del cuento, este me gustó mucho y es que no me esperaba el final. Por último, en el Apéndice: El secreto de Virginia podemos conocer lo que pasó en un momento de El fantasma de Canterville y donde no podíamos conocer nada, me gustó mucho que Oscar Wilde escribiese este apéndice desde la visión del fantasma para contarnos lo que ocurrió.

"Cuando una niña de oro
pueda arrancar una oración de los labios del pecado,
y cuando el almendro estéril tenga fruto,
y una pequeña llore sus lágrimas para otro,
entonces toda la casa quedará en silencio
y Canterville alcanzará la paz." (El fantasma de Canterville)

Todas las historias que componen la edición de este libro me gustaron, unas más que otras, pero me voy a centrar en la que le da el nombre al libro. La historia me ha gustado, me ha parecido original porque es algo que no se ve mucho, no es el típico libro de fantasmas y es lo que me llamó la atención desde el primer momento en el que leí sus primeras líneas. Oscar no se limitó a coger la típica historia y plasmarla en el papel, él le dio personalidad a cada personaje y  le dio una función, algo que te hace sonreír mientras que vas leyendo... yo por mi parte sentí muchos sentimientos por el fantasma, tengo que ser sincera.

"Lady Windermere era una extraordinaria belleza, de hermoso cuello de marfil, grandes ojos color azul miosotis y espesos bucles dorados. Su cabello era or pur, y no de ese color pajizo pálido que hoy día usurpa el digno nombre del oro, de ese oro que tejen los rayos del sol o se esconde en algún raro trozo de ámbar. Enmarcaba su rostro con cierto halo de santidad sin perder la fascinación de una pecadora." (El crimen de lord Arthur Savile)

La trama y el ritmo me ha parecido que tenía una velocidad perfecta, el libro no es muy largo y no se podían tomar demasiado tiempo para explicar las cosas, no recuerdo ningún momento en el que me aburriese, todo está en constante movimiento, explicando lo que pasa en la mansión, los cambios me parecieron entendibles y en su buen momento, creo que Wilde sabia como todo tenía que hacerse en su novela y no cambió en ningún momento de parecer.

"Las exquisitas condiciones físicas del momento le subyugaron, cosa que a menudo sucede con los seres muy refinados, pues las sensaciones, al igual que el fuego, lo mismo purifican que destruyen." (El crimen de lord Arthur Savile)

Hay pocos personajes en esta pequeña novela, los primeros que podemos ver son a la familia Otis, los progenitores son unas personas con unas ideas claras, él cree que los fantasmas no existen y ella no está muy segura de eso, el hijo mayor es un hombre decidido en sus creencias y no se deja amedrentar por las situaciones, la hija mediana es una mujer dulce y educada que no hace nada malo y que en nada se parece a sus hermanos pequeños, los gemelos... son un verdadero caos, son los únicos que empiezan a hacer todo lo que pasa en el libro y a veces, es divertido ver donde llega su imaginación, por último, tenemos al fantasma quien empieza siendo alguien seguro de sí mismo recordando su pasado y va cambiando con el paso de las paginas.

"La cabeza, pequeña y de exquisitas proporciones, se inclinaba ligeramente hacia un lado, como si su fina y juncal garganta apenas pudiera sustentar el peso de tanta belleza; sus labios, levemente entreabiertos, parecían hechos para la música suave. Toda su tierna pureza de doncella se asomaba, sorprendida, a sus ojos soñadores. Con un fino y ajustado vestido de crêpe-de-chine y un enorme abanico en forma de hoja, parecía una de esas delicadas figuras que pueden encontrarse en los olivares próximos a Tanagra. En su pose y actitud había un toque de gracia griega. Sin embargo, no era petite. Sencillamente, tenía unas proporciones perfectas, cosa rara en una época en la que tantas mujeres son demasiado altas o insignificantes." (El crimen de lord Arthur Savile)

 
Me ha gustado mucho la forma de escribir de Wilde porque pensaba que me iba a costarme por el hecho de que era de otra época, pero no es así porque me encantó la forma de escribir, ya fuese con este relato o con los demás que componen esta edición del libro. Oscar escribía de una manera que no sientes que se te haga pesado en ningún momento, tenía una forma de escribir bastante especial, hay algo en sus palabras que te atrapa y no te deja escapar en ningún momento.

"Había en su amor algo más que mera pasión y, para él, Sybil era un símbolo de todo lo bueno y noble." (El crimen de lord Arthur Savile)

El libro no me ha parecido para nada predecible, podía ser que en algún momento que supieses que iba a pasar algo porque el relato es corto y no puedes pedir mucho más, pero lo que se descubre en el último relato es algo que no me esperaba ni mucho menos y le dio un nuevo significado para mí a El fantasma de Canterville. Se me hizo tan adictivo que no pude parar de leerlo y aunque había momentos que mi vida no me dejaba seguir leyendo, en cuanto tenía un momento me devoraba las paginas y en poco tiempo, lo había terminado.

"Sin embargo, eran algo más que hermosos, eran felices." (El crimen de lord Arthur Savile)

Le he puesto 5 de 5 estrellas porque la verdad es que me atrapó desde el primer momento y los otros relatos no hicieron más que hacer que no quisiese devolver el libro y quedármelo, cosa que no podía hacer por ser de la bilbioteca. Es otra de mis mejores lecturas del año, creo que es un clásico que todos deberíamos leer en algún momento y disfrutar de él.



Y hasta aquí la reseña de esta vez.
Este libro es muy bueno y uno que se debería leer una vez en la vida, porque es un clásico y creo que cosas como estas son tipos de libros de, al menos, una vez en la vida.
Tenemos que entender que esta es MI opinión y si a alguien este libro no le ha gustado, no tenemos porque enfadarnos. Si respetamos las opiniones diferentes a las nuestras podremos tener más visión del mundo. Acepto todo tipo de comentarios siempre y cuando sean respetuosos, podéis decirme que os ha parecido mi reseña, si lo habéis leído y os ha gustado o no y todo lo que queráis. Por eso, podeís ver que hago tanto reseñas positivas como negativas, voy a decir lo que me ha parecido el libro, sin más, no voy a mentir.

Si habéis aparecido nuevos por mi blog, no dudéis en seguirme si os gusta lo que hago y si queréis. Aquí al lado derecho encontraréis mis redes sociales para que me sigaís también por allí.
¡Muchos besos!

sábado, 14 de octubre de 2017

Beatriz y Tania || Entrada dedicada a Halloween: Leyenda de mi barrio



¡Hola mis lectores soñadores!

Como habéis podido ver, estos días ha habido unos cambios en el blog, ya que he decidido que como estamos en octubre y se acerca Halloween, el blog necesitaba una aire relacionado con esa festividad. Después me dije, ¿por qué no hago serie de entradas relacionada con la festividad? Y así es como lo he decidido. A mí siempre me han gustado mucho las historias de terror, en forma de novela lo he empezado a leer gracias a Stephen King porque me he hecho fan de este escritor y fue él quien me metió en este mundo, pero con el terror yo empecé con pequeñas historias que salían en las revistas que compraba, pero también soy fan de los hechos paranormales y todas esas cosas. Por eso, siempre he sido mucho de buscar leyendas, historias e investigar hechos paranormales. Hoy os quiero traer una de las pocas leyendas que ahí sobre mi barrio, os contaré que vivo en un barrio pequeño, donde casi todos nos conocemos, hay mucho campo a nuestro alrededor, la vía del tren y estamos rodeados por algunas montañas, lo cual necesitáis saber para entender la próxima leyenda. No sé si esta leyenda es real o no, pero me la contó una persona del barrio que vive aquí como yo y que su madre también lo ha hecho siempre con su marido, por lo que aunque no sea real, a mí me encanta.
Beatriz y Tania
Esta leyenda se remonta a muchos años atrás, cuando Can Bassa era tan sólo un pueblo pequeño, un pueblo antiguo con pocas casas y donde todos se conocían. Una de las viviendas, pertenecía a una bruja, todos sabían a lo que la mujer se dedicada, pero la dejaban en paz porque no daba problemas y se comportaba como una buena habitante del pueblo. La mujer era alguien tranquila, pero llegó un momento en el que demasiadas personas del pueblo morían de forma inexplicable, buscando un culpable, la gente empezó a culparla a ella, pero la mujer guardaba la compostura y siempre defendía su inocencia, jamás entró a ninguna pelea y aunque sus vecinos la increpaban por la calle cuando ella salía, jamás les respondió y sólo dejó que el tiempo hablase por ella. Con el paso de los meses, las muertes dejaron de sucederse y al no encontrar ninguna pista que los llevase hacia la bruja, dejaron de culparla y la situación se calmó, pensando que quizás el asesino había sido alguien que no pertenecía al pueblo, pero que había pasado cerca, sin saber nunca la verdad sobre lo ocurrido.

Años después, la mujer se casó con un chico que había conocido en un viaje, y meses después tuvieron dos preciosas gemelas a las que llamaron Beatriz y Tania. Las pequeñas crecían sanas y haciendo las delicias de sus padres, pero pocos sabían que las gemelas tenían aquel sexto sentido que las unía. Nadie creía que los gemelos tuvieran de verdad un sexto sentido, pero las niñas lo tenían y es que si Beatriz sufría algún daño, Tania lo sentía como si le pasase a ella misma. El pueblo no había olvidado del todo aquellos años en los que tanta gente había muerto y muchos de ellos, aún culpaban silenciosamente a la mujer y esperaban el mejor momento para culparla por algo. Pero los años pasaban, haciendo que las gemelas creciesen convirtiéndose en unas jóvenes hermosas, era imposible saber quién era quién y a ellas les encantaba el volver locas a las personas haciéndose pasar por su hermana.

Cuando las gemelas tenían dieciséis años, sus padres les dieron permiso para irse con sus amigos Juan y Sara para acampar en el campo unos días, ellos ya se sentían bastante mayores como para estar solos durante unos días. El campo no estaba tan lejos del pueblo y podrían volver rápidamente si pasaba algo. Cuando los cuatro obtuvieron el permiso de sus padres para ello, se fueron corriendo hacia el sitio que habían visitado semanas antes y allí plantaron las tiendas, por la noche decidieron encender una hoguera para no pasar frio. Después de un rato, Sara dijo que se iba a buscar más leña, los tres quisieron acompañarla pero Sara les dijo que se acostasen, que no se preocupasen porque no se iría demasiado lejos y volvería muy pronto. Al final, las gemelas y Juan aceptaron y se retiraron a sus tiendas para dormir, estando seguros de que Sara volvería muy pronto. Las gemelas se despertaron a la mañana siguiente por la voz de Juan avisándoles de que Sara no había vuelto durante la noche pero que la leña nueva estaba en su sitio, los tres se prepararon y se separaron para encontrarla. La llamaban sabiendo que algo había pasado, gritaban que si era una broma no tenía ninguna gracia.

El primero en encontrar el cuerpo de Sara había sido Juan, el cuerpo de su amiga había sido desgarrado violentamente, esté corrió hacia el mini campamento que habían creado, iba a coger un silbato para alertar a sus amigas, pero cuando abrió la maleta de Beatriz encontró sangre en ella y lo mismo pasó con la de Tania. Juan hizo sonar el silbato varias veces, cada vez más fuerte y largo como si algo le estuviese pasando, las gemelas aparecieron poco después, jadeantes y gritando su nombre. El chico no les dio tiempo de nada, empezó a gritarles que ellas habían matado a Sara, ellas no hacían más que defenderse diciendo que no, que Sara era la mejor amiga de ambas y jamás le harían daño. Tras varios gritos, Juan las miró con rabia y les dijo: "Mi madre tiene razón, sois brujas como vuestra madre", tras mirarlas por última vez, se marchó. Las horas pasaron, Beatriz y Tania habían salido tras él, pero no lo encontraron y pensaron que volvería por la noche, aunque sí que encontraron el cuerpo de Sara e intentaron llevarla hacia el campamento para poder llevarla al pueblo al día siguiente, no pensaban irse sin Juan. Al llegar la noche, las chicas se fueron a dormir. Por su parte, Juan se sintió mal por pelearse con las gemelas a las que conocía desde hacía años, así que quiso volver al campamento para disculparse. A la mañana siguiente, las gemelas despertaron y al salir de su tienda, sendos gritos escaparon de sus gargantas al ver el cuerpo desgarrado de Juan, no pensaron en nada más, sólo salieron corriendo hacia el pueblo, gritando lo que había pasado y alertando así a todos los vecinos en pocos minutos.

Todo el mundo, incluidos los padres de las gemelas, se fueron a donde decían que habían visto los cuerpos y efectivamente, encontraron los cuerpos de Sara y Juan. Los vecinos no se creían que las gemelas fueran inocentes por lo que tras días después cuando habían acabado todos los actos por las muertes de los jóvenes, el pueblo irrumpió en la casa de las gemelas y mientras unos impedían que sus padres las protegieran, otros cogieron a las dos jóvenes, las llevaron a casa de los padres de Sara y las separaron metiéndolas en habitaciones diferentes, en ambas dejaron una estatua de espuma... dejaron pasar el día, pero a la mañana siguiente estas seguían intactas y las gemelas ni siquiera se habían movido. Esa noche las dejaron con joyas, pero como había pasado con las estatuas, no habían sido tocadas a la mañana siguiente. El pueblo no se quedaba contento y a la tercera noche, las dejaron con un trozo de carne crudo y ensangrentado... aquella noche, justo a las doce de la noche, el pueblo entero se despertó por los gritos de Tania, al abrir la puerta la vieron mirándose las manos limpias, gritando con lagrimas cayendo por sus mejillas que las tenia llenas de sangre... el pueblo no entendía nada porque la joven estaba limpia y el trozo de carne seguía en su sitio e intacto. Alguien recordó en ese momento el sexto sentido que habían escuchado que unía a las hermanas y corrieron a la habitación de Beatriz, al abrir la puerta verían una escena que jamás podrían olvidar... la joven estaba agazapada en la mitad de la habitación, como si fuese un animal, con el trozo de carne en sus manos y la sangre goteando entre sus dedos, comiéndoselo como si fuese su manjar favorito, de sus manos salían unas garras que jamás habían visto y cuando Beatriz se giró a verlos, pudieron ver que sus ojos normalmente de un hermoso azul se habían vuelto de un rojo vivo, el mismo color que la sangre.

Cuando se les pasó la sorpresa, quisieron coger a Beatriz para quemarla en la hoguera por brujería, pero la joven fue más rápida que ellos, se escapó de la casa gracias a las puertas que habían dejado abiertas, corrió con una velocidad sobrehumana hacia el campo y se perdió en la oscuridad. La intentaron buscar, pero jamás encontraron a la joven viva o muerta... los años han pasado, todos han muerto y Can Bassa ha crecido, ha pasado de pueblo a barrio. Los campesinos que ahora tienen en propiedad los antiguos campos donde dijeron que Beatriz se perdió, perjuran que algunos de sus animales han amanecido desgarrados por un animal extraño de vez en cuando. Otras personas que se han adentrado por los caminos que bordean los campos en plena noche, han podido ver una figura moviéndose rápidamente por los campos en penumbra. Pero hay unos rumores que dicen que en las noches de luna llena, se pude ver a Beatriz caminando por el antiguo acceso a Can Bassa (ahora convertido en carretera) sin parar de repetir: "Me vengare de vosotros". ¿No entendéis por qué no deja de repetirlo? Es fácil, después de su huida el pueblo asesinó a sus padres y a su hermana gemela, Tania.


Y está es una de las leyendas que se cuentan sobre mi barrio, espero que os haya gustado. Espero que en los comentarios me dejéis vuestra impresión sobre ella. ¿Tenéis una leyenda de donde sois? Contadme cositas en los comentarios, mis lectores soñadores.


Si habéis aparecido nuevos por mi blog, no dudéis en seguirme si os gusta lo que hago y si queréis. Aquí al lado derecho encontraréis mis redes sociales para que me sigaís también por allí.
 
¡Muchos besos!