jueves, 29 de junio de 2017

Citas de La larga marcha


"-No me habéis entendido - dijo Garraty, más exasperado que nunca-. Con sopas de patatas o con buenos filetes, con mansiones o con chabolas, cuando uno muere todo se acaba: te meten en el hoyo, como a Zuck o a Ewing, y eso es todo. Lo único que pretendo decir es que prefiero vivir día a día. Si la gente se preocupara sólo del día presente, viviría mucho más feliz."

"El rostro de Jan apareció de nuevo en sus pensamientos. Pensó en el beso que le había dado por Navidad, hacía ya casi medio año, bajo el muérdago de plástico que su madre siempre colgaba del gran globo de luz de la cocina. Tonterías de críos. Recordó que los labios de Jan habían parecido sorprendidos y tiernos, sin resistencias. Un beso bello, para soñar con él. Su primer beso de verdad, que repitió más tarde. Al acompañarla de vuelta a casa. Se habían detenido en el camino del garaje, quietos bajo la silenciosa semioscuridad de la nieve navideña. Entonces había sido algo más que un hermoso beso. Él había puesto sus manos en la cintura de Jan, y ella le había pasado los brazos en torno al cuello, muy apretada contra él, con los ojos cerrados (él había abierto un instante los suyos), la suave sensación de sus pechos -amortiguada por los abrigos, naturalmente- contra él. Había estado a punto de decirle entonces cuánto la amaba, pero no..., eso habría sido ir demasiado de prisa."

"La calzada le fascinaba. Sería tan fácil y maravilloso sentarse sobre aquel asfalto... Empezaría por ponerse en cuclillas, y las rígidas articulaciones de las rodillas crujirían con el sonido de una pistola de aire comprimido de juguete. Pondría luego las manos sobre la fría superficie rugosa y bajarías las nalgas hasta sentir que la gimiente presión de los setenta y tres kilos abandonaba los pies... Y luego tenderse, dejarse caer de espaldas y quedarse así, abierto de brazos y piernas, sintiendo cómo se estira la cansada columna..., contemplando el círculo de árboles y la majestuosa rueda de las estrellas...sin oír los avisos, mirando..., sólo mirando al cielo y esperando... esperando..."

"Oír el escurrirse de los pasos, mientras los Marchadores se apartan de la línea de fuego, dejándole solo, como una ofrenda de sacrificio. Y los susurros. <> Quizás tendría tiempo de oír la risa de Barkovitch mientras se calzaba sus metafóricos zapatos de baile una vez más. El recorrido de los fusiles hasta centrar el disparo, y..."

"-De todos modos, nunca he hecho de peón camionero, ni he cavado zanjas. Ni una sola en mi vida. Entré a trabajar en una fábrica de sábanas cerca de Phoenix, a tres dólares la hora. Yo Cathy somos felices - añadió Scramm con una sonrisa-. A veces estamos viendo la tele, y Cathy me abraza y dice: <<Somos personas felices, cielo.>> Cathy es un bombón."

"-No he vuelto a mirar a nadie desde que me casé con ella. Cathy es un bombón."

"Garraty no notaba los dedos de los pies. Los movió dentro del forro deshilachado de los zapatos y no notó nada. El dolor de verdad no lo tenía ahora en los dedos, sino en los arcos. Un dolor agudo, que le laceraba hasta la pantorilla como una cuchillada cada vez que daba un paso. Se acordó de un cuento que su madre le contaba cuando era pequeño. Era sobre una sirena que quería ser mujer. Ella tenía cola de pez, pero un hada buena o algo así le había dicho que podría tener piernas si lo deseaba lo suficiente. Cada paso que diera en tierra firme sería como aminar sobre cuchillos pero, si quería tener piernas, las tendría. Y la sirena dijo que sí, que aceptaba, y así empezó la Larga Marcha. En pocas palabras..."

"-¡Señor! ¡Se puso furioso! Desproticó y bramó diciendo que si pretendía romperle el corazón a mi madre, que si era más insensible que... un colchón de madera."

"Sólo Baker permaneció en silencio. Y resultaba extraño, porque hasta Garraty llegó una vaharada de olor a madreselva que le recordó Louisiana, el estado natal de Baker. Casi pudo oír el croar de las ranas en los estanques y el canto sudoroso e indolente de las cigarras mientras taladraban las cortezas de los esbeltos cipreses para recluirse en su sueño de diecisiete años. Y tuvo una visión de la tía de Baker en su mecedora, con los ojos soñolientos, sonrientes y vacíos, sentada en el porche escuchando el crujido de la electricidad estática y unas voces lejanas en el aparato de radio incorporado a la consola de ébano, astillada y agrietada. Sonriente y soñolienta. Meciéndose, meciéndose, meciéndose... Como un gato que ha llegado hasta el pastel y ha quedado plenamente satisfecho."

Reseña de La larga marcha


Título: La larga marcha
Autor: Stephen King (Richard Bachman)
Género: Terror psicológico, distopía.
Número de páginas: 280




Sinopsis:
Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente...

Solo uno será el triunfador.
Los 99 restantes morirán.

Reseña y opinión personal:
En mi opinión, Stephen King es uno de los grandes escritores de todos los tiempos, es el rey del horror. Este libro no lo compré, mi mejor amiga lo encontró en un intercambio de libros y sabiendo mi amor por este escritor, lo cogió para mi dándome una de las mayores sorpresas cuando nos vimos.

La historia está escrita en tercera persona, se ve desde fuera todo lo que ocurre en la larga marcha, explicando todo lo que sienten los Marchadores, pero en especial, se centra en los sentimientos y las cosas que le ocurren a Ray Garraty, con él empieza el libro. Ray Garraty llega con su madre al sitio donde empieza La Larga Marcha, el dolor de su madre al tener que despedirse de su hijo sabiendo que es posible que no vuelva a verlo, es palpable y más cuando Ray se da cuenta de que en el fondo sigue siendo un chico de 16 años, que se ha quedado solo.

El libro empieza con la larga marcha, poco a poco se puede ver como los Marchadores se dan cuenta de que todo eso es cruelmente real, que nada es mentira y que la muerte siempre los está acechando si se toman el capricho de bajar la velocidad que deben mantener. Yo empecé a sentir la débil línea que nos separa de la muerte, a sentir que débiles somos los humanos porque en cualquier momento la vida, tal y como la conocemos, puede acabar. A los pocos minutos, se empieza a ver como los chicos muestran como son en realidad y como se van formando pequeñas alianzas y amistades entre ellos, aunque saben que en el momento de la verdad, todos van a luchar por lo mismo... seguir viviendo. Entre ellas, una de las alianzas más destacadas durante toda la marcha es la de Ray Garraty con Peter McVries.

Poco a poco, los marchadores van haciéndose amigos de los demás, saben que no deben porque lo único que desean es que el otro muera para poder ganar, pero no lo pueden evitar y esas amistades empiezan a crecer entre ellos. Ray Garraty y los demás chicos, van sintiendo cada vez más cuando un amigo o incluso, alguien con quien casi no habían hablado... recibe el pasaporte.

La novela me hizo pensar mucho sobre el tema de la vida y la muerte, el segundo es un tema del que no me gusta pensar, sí, no me gusta, pero este libro me hace pensar en ello. Cada marchador ve llegar la muerte, siente como se le va acercando y llega un momento en el que la acepta como parte de él. Donde ese chico se va a un mundo donde no existe nada más que ese enemigo que se acerca a él y al que no podrá ganar... eso hace pensar mucho en ese momento que puede pasar antes del final.

En definitiva, como me suele pasar con cualquier libro de este gran escritor, me encanta. Es una representación futura de cómo acabará la sociedad si no empezamos a cambiar, si no ayudamos a los demás a dejar de sufrir en vez de disfrutarlo... porque si no... la larga marcha podría llegar a ser real.




martes, 20 de junio de 2017

Mi última compra

¡Hola mis queridos lectores!

Ayer mismo salí con mis padres a hacer unas gestiones por mi ciudad y de vuelta a casa, pasamos por una de mis tiendas favoritas. Es una tienda de libros de segunda mano, donde ya he ido a comprar dos libros. Me compré dos y no dudeis de que en algún momento, tendréis la reseña de ambos libros. Por ahora, os los presento por aquí.


Título: Carolina se enamora
Autor: Federico Moccia
Género: Romántica juvenil, realista.
Número de páginas: 538

Carolina es una chica como las demás: quiere hacer más cosas de las que sus padres le permiten, su paga semanal nunca le alcanza para todo lo que le gustaría, quiere una moto para moverse con libertad y tiene la cabeza llena de ideas propias que nunca encajan con las de los adultos...
Alegre y optimista, su vida transcurre entre sus amigas, el instituto, las fiestas y la familia. Pronto llegarán los primeros besos, robados en la penumbra del portal, la música que suena siempre en el momento adecuado y cuya letra parece contar su historia. ¿Y el amor? ¿Cómo es el amor verdadero? Cuando conoce a Massimiliano parece que la pregunta va a responderse al fin, pero lo que Carolina no sabe es que el amor también puede hacer mucho daño y que no está preparada para lo que va a ocurrir...


Título: Cujo
Autor: Stephen King
Género: Literatura de terror, ciencia ficción y suspenso
Número de páginas: 393
Realmente se trataba de un perro bueno y feliz. Feliz hasta que le sucedió algo, y el cerebro de perro de Cujo se cubrió de una de esas oscuridades que se alimentan de sangre. Ahora, se ha convertido en un perro asesino; doblemente cruel por cuanto la gente no conoce su mutación y aún le ve en su anterior bondad
¡Hola a todos!

Soy Miss Dreamer y me encanta leer, he decidido abrir este blog para poder compartir las reseñas de los libros que me voy leyendo. He leído algunos ya este año y voy a seguir haciéndolo con todos los que vaya leyendo. También voy a compartir los libros que me compre o me regalen, además de compartir todo lo que vosotros me vayáis diciendo.

¡Empezamos el blog Las Lecturas de Miss Dreamer!