domingo, 6 de agosto de 2017

Reseña de Los niños perdidos de Clare Morrall

¡Hola mis lectores soñadores!

Hoy os traigo otra de mis reseñas, esta me ha costado bastante porque es la primera que hago de esta manera y ya veréis que a que me refiero.


Título: Los niños perdidos
Autor: Clare Morall
Número de páginas: 346
Editorial: Círculo de lectores
Género: Ficción
Saga/Biología/Trilogía: Auto conclusivo



Desde que murió su pequeño Henry, la vida se ha convertido para Kitty en un lugar enigmático, proyectándola no sólo a la indolencia y el desconsuelo, sino también hacia su propia infancia, un lugar ajeno y masculino desprovisto de madre y habitado por un padre melancólico y cuatro hermanos, en el que nunca nadie pareció querer hacerse cargo de ella. Una vez perdida su brújula emocional, Kitty descubre que el silencio del mundo en que vive es tan grande que la única forma de auscultarlo consiste en percibirlo a través de los colores.

Se imagina yendo a buscar a su hijo: las tardes amarillas; la infancia serían saltos de niños con chocolate en la boca y una luz naranja y pletórica en el pecho. Descubre en su marido James a un hombre atrapado en el monótono soliloquio de una vida orquestada por el blanco; y en su padre, a un hombre enterrado en el dolor de haber enterrado a su mujer, un creador mediocre instalado en el color rojo de la incomunicación social.

Cuando la vida se ríe de la naturaleza, desobedece su orden e impone que el creador deba sobrevivir a su creación, el mundo se resquebraja como un jarrón estampado contra el suelo. De esas migajas nace, crece y muere una historia de luces y sombras, de colores y de percepciones daltónicas que parece escrita con la tinta de las lágrimas que fluyen por dentro.



Empecé este libro con muchas expectativas, porque tras leer la sinopsis me quedé con muchas ganas y empecé con muchas ganas. Pensaba que sería de una mujer superando la muerte de su hijo, luchando contra la depresión y hacerse más fuerte. Lo primero que me atrajo de él fue la portada, no sé porque pero eso del osito de peluche solo, junto al título del libro me llamó y pensé que sería un buen libro, incluso pensé que podría ser de terror o misterio. Como he dicho antes, cuando leí la sinopsis, se me hizo interesante porque parecía la historia de una mujer intentando luchar contra el dolor de perder a un hijo y plantarle cara a la vida. No había leído reseñas anteriormente porque nadie conocía este libro o al menos, me dio esa sensación. Los niños perdidos llegó a mis manos gracias a que una mujer de mi barrio con la que me llevo bien, se enteró de que me encantaba leer y me dejo unos seis libros, este se trata del tercero y os diré que no me da ninguna pena el devolvérselo.

Los niños perdidos empieza con Kitty, una mujer de unos treinta años que parece haber perdido a un hijo, que vive en un piso al lado del de su marido James y que lleva una buena relación con su padre y sus hermanos. Su madre murió cuando ella tenía unos tres años, no sabe nada de ella y parece que nadie de su familia quiere contarle nada de ella. Uno de sus hermanos tiene dos hijas, Emily y Rosie que adoran a su única tía mujer. Hay dos personas más al margen de toda la familia que son su madre y su hermana mayor, Dinah, que huyó de casa.  Seguimos a Kitty en su vida, viendo lo que vive y como se enfrenta a todo eso.

Hablamos de la historia, yo me esperaba mucho de ella y me quedé muy desilusionada con ella. La historia no sigue en nada lo que dice la sinopsis, parece que sean dos historias diferentes. Muchas de las cosas de la sinopsis se hacen diferentes en la historia y yo no encuentro una buena concordancia. Yo me esperaba algo más y no me ha dado todo lo que yo esperaba de él.

La trama no me ha gustado para nada, no entendía nada de lo que se explicaba. Primero te empieza con Kitty delante de un colegio (esto no es spoiler es lo que veis en la primera pagina) pero no entendía nada de lo que veía, no explicaba lo que pasaba, volvía al pasado y al presente sin ton ni son, sin avisar y, a veces, me costaba saber en qué momento del tiempo estaba. Además el libro avanza demasiado rápido, no explica el porqué de las cosas o que la ha llevado a cometer uno u otro acto. Cambiaba de escenario con demasiada rapidez y no entendía que había pasado, siempre preguntaba, "¿pero qué ha pasado? ¿Cómo han llegado ahí?" No digo que se tenga que explicar todo punto por punto, pero algo más de información se agradecería. No me gustó nada porque los cambios eran demasiado rápidos y sin explicación.

Los personajes... bueno, hay mucho que hablar aquí y sobretodo de la personaje femenina principal. De los demás, no tengo mucho que decir, pero vamos allá.

Kitty es el personaje principal y no entendí nada de ella. ¡Lo prometo! Parece más una niña pequeña cabezota más que una adulta, sólo hacía que hacer cosas sin sentido, siempre estaba utilizando la muerte de su hijo de excusa para todo. No le importa que los demás quieran ayudarla, es como si se creyera que sólo lo hacen para fastidiarla cuando lo hacen por su bien, se tira casi todo el libro mintiendo a las personas que la quieren sólo porque no quiere admitir que se ha equivocado, no piensa en las consecuencias de sus actos y encima, después seguía en sus trece de que ella tenía la razón cuando le habían dado mil razones por las que no. Se metía demasiado en las vidas de los demás cuando eso no le importaba para nada, se creía con poder para decidir lo que debían o no hacer. Había ciertos momentos del libro donde pensaba "ah, mira, esto me gusta, venga Kitty demuéstrame que puedes caerme bien, que no eres todo lo que he pensado". Pero justo en el segundo de después, volvía a cagarla con alguno de sus actos y yo me reafirmaba en mi pensamiento.

James es el marido de Kitty con quien lleva casado cinco años. Podría ser el protagonista masculino de la serie, pero aparece en situaciones tan esporádicas que puedo decir que el único principal en el libro es Kitty. James es un hombre que me caía bien en ciertas ocasiones, pero me sacaba de quicio en otras. Un hombre demasiado pulcro, demasiado obsesionado con la limpieza y el orden. No tomaba la iniciativa ni siquiera para ir a ver su esposa cuando esta estaba en el piso de al lado, siempre como pidiéndole el permiso a ella... ¡le faltaba sangre a este chico! Por otra parte, es alguien que se nota que quiere a Kitty, aunque cuando empieza a trabajar en su ordenador... adiós James.  Pero tiene los pies en la tierra, podría ser el ancla de Kitty a la tierra, si ella no se empeñase en que ella tiene la razón y los demás se equivocan. Pero hay algo que me exasperaba un pelín de él, es que se guardaba alguno de sus miedos para él mismo y no quería hablar del problema o de la perdida que pesa entre su esposa y él.

El padre de Kitty es un pintor siempre ofuscado en su trabajo, lo que se cuenta de él en la sinopsis no concuerda con lo que se ve de él en la historia, otra cosa que me desconcertó. Cuidó de sus hijos en la niñez pero lo veo muy apartado de todos en la adultez, como si habiendo cuidado de ellos ya hubiese sido suficiente. Es un personaje con el que tengo pocas quejas, pero tampoco se ha dejado conocer demasiado. Tampoco es que me haya gustado demasiado por sus acciones en algunos momentos del libro.

Los hermanos de Kitty, son cuatro y cada uno tiene un trabajo que les gusta y dos de ellos están casados y uno de ellos, tiene dos hijas. Aparecen de vez en cuando en la historia, pero lo que cuentan de ellos en la sinopsis tampoco me concuerda con lo que hacen en la historia. No me he podido sentir identificada con ninguno porque la autora no les daba una buena aparición cada vez que salían.

Jamás había leído algo de Clare en el pasado, pero la verdad... dudo que lo haga de nuevo, al menos en un tiempo. No me ha gustado nada de su estilo, no me gusta que el ritmo sea demasiado rápido, que no se explique algunos de esos cambios sin que sepas porque ha sido, los cambios del pasado y el presente sin ton ni son... vamos, que el estilo de escribir que ha tenido con Los niños perdidos no me ha gustado para nada. Sí, se me ha hecho muy pesado el leerlo y casi celebré haberlo acabado cuando llegué a su fin. No creo poder decir más sobre su estilo porque ya os he contado todo lo que podía.

En definitiva, el libro se me ha hecho muy pesado de leer, no podía cogerlo por ningún sitio y no entendía nada de lo que ocurría en todo momento. Me costaba mucho seguir leyendo porque se me hacía pesado y al tener que pensar en que tiempo estábamos, el pensar en que había pasado en aquel momento de cambio que no se nos cuenta. Las razones de por qué Kitty hacia todo lo que hacía, el porqué de algunas cosas de algunos personajes que no se explican y que yo me quedaba "¿me podéis explicar por qué es de esta manera? ¿Por qué hace esto?". Además, siento que el final ha querido arreglarlo todo y tampoco es que me haya gustado porque lo ha querido arreglar demasiado rápido y no, así no se hace, a no ser que se haya ido hilando poco a poco.

En esta reseña voy a empezar a poner que puntuación les pongo a mis lecturas, pero a este libro le voy a poner un 1 de 5 estrellas porque no me ha gustado nada de cómo ha ido. Ya os he dicho bastante mis razones y no las voy a repetir porque si no va a ser la enésima vez que lo haga y no puedo. Pero como ya he dicho, no creo que lea nada de la autora durante un tiempo.




Y hasta aquí la reseña de esta vez.

Esta ha sido la primera reseña negativa que he hecho, me ha costado bastante porque nunca había hecho una reseña negativa antes y tenía tanta rabia dentro que creo que me he pasado un poco, pero digo las cosas como las siento y si un libro no me gusta, lo voy a decir.

Tenemos que entender que esta es MI opinión y si a alguien este libro le ha gustado, no tenemos porque enfadarnos. Si respetamos las opiniones diferentes a las nuestras podremos tener más visión del mundo. Acepto todo tipo de comentarios siempre y cuando sean respetuosos, podéis decirme si os parece que he sido justa o no en la reseña, de si lo habéis leído y os ha gustado o no y todo lo que queráis.

Si habéis aparecido nuevos por mi blog, no dudéis en seguirme si os gusta lo que hago y si queréis.

¡Muchos besos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario